Así mataron a Javier Ordóñez: desgarrador relato de testigo que incrimina a otros policías



Wilder Andrés Salazar afirma que a su amigo lo siguieron golpeando en el CAI, pese a estar esposado. “Estaba frío y pálido, tenía su cara hinchada”, cuenta.

Fuente >>>

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*